Londres, parque nacional urbano

Imagen: Google Maps

Los más de 3.000 parques, 144 reservas naturales, 30.000 huertos y 13.000 especies diferentes que habitan en la capital británica, incluida la humana, celebran el primer aniversario de la declaración del primer parque nacional urbano.

Una iniciativa ciudadana ha logrado que el alcalde, Sadiq Khan, se comprometa a crear una ciudad más verde, más sana y con mayor conexión con la naturaleza y declare el primer parque nacional urbano del mundo.

El alcalde, que también ha financiado como parte de este proyecto que se planten más de 170.000 árboles en los últimos dos años, asegura que su ambición es aumentar un 10% el número de arboledas y lograr que los espacios verdes ocupen más de la mitad del suelo urbano.

No tiene que ver con los metros cuadrados de espacios verdes, sino con la voluntad de hacer la ciudad más saludable, limpia y natural. Una Ciudad-Parque Nacional “es un lugar, una visión y una amplia comunidad que actúa de forma conjunta para mejor la vida de la gente y la naturaleza. Un elemento característico es el compromiso de actuar, de tal forma que la gente, la cultura y la naturaleza trabajen juntos para proporcionar una base mejor para la vida”, explican en la página web de la National Park City Foundation (NPCF), la asociación benéfica detrás de esta iniciativa.

En un estudio de la Universidad de Cambridge publicado en Science el año 2002, se demostró que  los niños mayores de 8 años podían nombrar casi el doble de criaturas de Pokémon que de especies típicas del Reino Unido. Una de las propuestas derivadas de la declaración de este parque urbano es el acercamiento de los niños a la naturaleza, en palabras de Daniel Raven-Ellison, uno de los impulsores de este parque urbano: “En mi última excursión desde el barrio de Croydon al de Barnet, me encontré ciervos, serpientes, pájaros carpinteros, pero ni un solo niño. Los niños están en peligro de extinción en nuestros bosques”.

Jordi Cuyàs Sierra

CTO Belloch Forestal